Nuestro Hogar

El Hogar de Ancianos Israelita es el único residencial geriátrico judío en Uruguay. Aquí viven más de 100 abuelos de la colectividad que se reencuentran con amigos de la infancia y comparten un ambiente con valores judaicos. Nuestra institución trabaja día a día para que ellos vivan dignamente y puedan desarrollar relaciones y actividades que les permitan disfrutar de esta nueva etapa de la vida.
La palabra Hogar simboliza lo que buscamos: un lugar cálido que nos identifique para compartir con gusto el proceso de institucionalización entre pares. Nuestro desafío es que todos tengan esta posibilidad, independientemente de su procedencia, cultura o necesidades. Esto implica un esfuerzo solidario por parte de toda la comunidad ya que únicamente el 30% cubre sus gastos. Por tanto, más de 70 abuelos reciben becas que aseguran calidad de vida y el 100% recibe amor a diario.

Estamos convencidos de que todo esfuerzo bien vale la pena. Cada sonrisa y disfrute nos indican que el apoyo de las familias, nuestros donantes y de socios-nietos son bien destinados y aprovechados para que nunca falte lo necesario y más.
Apuntamos a seguir creciendo para que el Hogar Israelita sea una Institución que nos llene de orgullo comunitario, para que los valores judaicos que aquí se viven y practican nos muestren el camino a seguir. Apostamos también a ofrecer cada día más y mejores servicios a quienes nos dieron todo de sí y hoy buscan un lugar donde vivir su vejez dignamente.

El Hogar de Ancianos Israelita del Uruguay se fundó en 1937 con el objetivo de albergar y amparar a personas de la colectividad judía que carecían de soporte familiar. En período de post-guerra asumió el rol de “casa” para judíos de todas las edades que llegaban desde Europa. Nuestros valores nos guiaron desde un principio por el camino que pensamos indicado: tenderle la mano a quien lo necesite.
Aquel Asilo de Ancianos y Huérfanos se transformó en el Hogar Israelita y es el único residencial geriátrico con el que cuenta nuestra colectividad. Incorporamos el concepto de Hogar ya que deseamos y trabajamos diariamente para que esta sea realmente una casa para todo aquel que necesita institucionalización.

Con esta identificación buscamos que todos los que elijan este Hogar vivan aquí con alegría, disfrutando de las actividades diarias y del compartir entre sus pares.
Nuestra Comisión Directiva lidera todas las áreas de forma voluntaria y comprometida. Su lema de progreso se replica en el equipo de más de 100 profesionales que día a día encaran sus tareas con seriedad y respeto.

MISIÓN
Brindar cuidado, contención y servicios integrales de asistencia gerontológica orientados a mejorar la calidad de vida de adultos mayores judíos. Ser siempre una opción para aquellos que no tienen contención familiar y se encuentran en situación de vulnerabilidad.

VISIÓN
Ser reconocida como la mejor residencia para adultos mayores. Brindar un servicio profesional sobresaliente y distinguirnos por la calidad humana. Preservar el respeto de los valores tradicionales judíos.